Main Content

Proteja su identidad

Se habla de robo de identidad cuando alguien roba su información personal o su identidad para cometer fraude. Esto puede incluir datos como su nombre, número del Seguro Social, número de tarjeta de crédito o información de su cuenta de banco. Los ladrones pueden usar esta información para arrendar apartamentos, sacar préstamos, abrir cuentas a su nombre o agregar cargos a sus cuentas existentes sin su autorización.

El robo de identidad, fraude y filtración de datos afectan a millones de personas en los Estados Unidos cada año. Por esto es tan importante tener cuidado con su información personal, tanto en línea como en el mundo real.

Consulte su reporte de crédito

Consulte cada año su reporte de crédito con las tres compañías nacionales de reporte de crédito (Equifax, Experian y TransUnion), usando la página web gratis AnnualCreditReport.com. Si ve en su reporte algo que esté incorrecto o sospechoso, contacte inmediatamente a la compañía de reporte de crédito y a la compañía que emitió la información. Si le preocupa un robo de identidad pasado o futuro, también puede hacer un congelamiento de seguridad o emitir una alerta de fraude en su archivo de crédito.

Usted también puede desvincularse para no recibir ofertas de crédito o seguros, conocidas como ofertas de precalificación. Esto puede ayudar a prevenir ofertas de crédito o de seguros con la intención de que su información caiga en manos de otras personas. Estas ofertas pueden ser usadas luego para sacar préstamos fraudulentos en su nombre. Pida que retiren su nombre de las ofertas de precalificación enviadas por correo llamando al 888.567.8688 o visitando en línea OptOutPrescreen.com. Elija la opción “5-year” para que lo saquen de la lista por cinco años, para frenar las ofertas de precalificación. Si prefiere, pida por correo que lo saquen de la lista permanentemente, eligiendo la opción “forever” (para siempre). Incluso si elige que lo saquen de esas ofertas, usted podrá solicitar un crédito cunado lo desee contactando directamente al prestamista o aplicando en línea.

Limite el acceso a su información

No mantenga en su cartera o bolsa su tarjeta o número del Seguro Social. Manténgala en casa, en un lugar seguro.

Retire su nombre de muchos listados de correo directo registrándose con la asociación de mercadeo directo Direct Marketing Association usando la forma en línea en DMAchoice.org. Esto reducirá las oportunidades que puedan tener los ladrones de robar su información.

Retírese permanentemente de la mayoría de listados de telemercadeo registrando su número teléfono con el registro para que no lo llamen Do Not Call Registry, llamando al
888.382.1222 o en DoNotCall.gov.

Nunca de su información personal a alguien que le llame y la solicite, incluso si dicen que pertenecen a su institución financiera. Si quiere confirmar si la llamada es legítima, cuelgue y llame de vuelta a la institución financiera usando un número de teléfono en el que usted confíe, como el número que se encuentra en su estado de cuenta de banco o en la parte posterior de su tarjeta de débito.

Use una trituradora de papel, tijeras o sus propias manos para rasgar todos los papeles con información de su identidad o números de cuentas antes de tirarlos a la basura. También, corte todas las tarjetas de crédito o de débito viejas o canceladas.

Sólo cuando sea absolutamente necesario brinde su número del Seguro Social. Frecuentemente cuando alguien pregunta por él, quiere decir que usted tiene que dárselos.

Proteja información como el apellido de soltera de su mamá, el cual es usado con frecuencia para verificar su identidad ante instituciones financieras. Sea cuidadoso de dónde podría aparecer usted en línea, así que no incluya el apellido de su mamá en sus cuentas en las redes sociales.

Navegue en línea con seguridad

Hay muchas cosas que usted puede hacer para proteger su información personal en línea.

Use su memoria para recordar todas sus contraseñas o “passwords”. Nunca los escriba en papeles o los lleve con usted.

Asegúrese de que sus contraseñas sean largas e incluyan letras en mayúsculas y minúsculas y números. No incluya ninguna palabra que pueda ser encontrada en un diccionario o nombres y fechas que pudieran ser asociados a usted (los nombres o fechas de cumpleaños de sus hijos, por ejemplo).

La mejor costumbre es tener una contraseña diferente para cada cuenta. Si esto le parece muy difícil para recordar porque son demasiadas contraseñas, tenga una contraseña diferente, más larga, más difícil de adivinar, para sus cuentas financieras. 

No proporcione su información financiera o personal a través de internet, a menos que usted sea quien haya iniciado el contacto o sepa con certeza con quién está negociando.

Nunca comparta la información de identidad en línea a menos que el sitio esté asegurado con un programa criptográfico, para que nadie pueda interceptar su información. Si es seguro, la dirección de la página web comenzará con “https”, no simplemente con “http”. También tendrá el símbolo de un candado cerca de la dirección de la página web. El hecho que sea un website seguro no quiere decir necesariamente que sea legítimo. No baje la guardia sólo porque usted ve el “https” y el símbolo del candado.

No use señal inalámbrica WiFi cuando envíe información financiera o personal. Y si está usando una computadora pública, como las de su biblioteca local, nunca autorice al buscador para salvar su contraseña, cierre siempre la sesión de la página web que visitó y cierre el buscador antes de retirarse de la computadora.

Proteja su teléfono y tableta con contraseña. Muchas personas usan apps en sus dispositivos móviles que salvan sus contraseñas y le permiten ingresar automáticamente, dando acceso fácil a los ladrones a su información personal. Usar una contraseña le ayuda a asegurarse de que nadie pueda acceder a la información sensitiva que se encuentra en su dispositivo.

No responda mensajes en los que le pregunten información bancaria personal, incluso si tienen el logotipo de la compañía. Las instituciones financieras nueva le pedirán información personal a través de correo electrónico.

Icon Nav - Personal Finance Guide

Together...

 

Juntos, podemos hacer
realidad sus metas financieras.